Cucarachas y termitas en Almería

Cucarachas y termitas

En Fumigal Fumigaciones Alcalá, estamos especializados en la eliminación de chinches, cucarachas y termitas, plagas silenciosas pero muy desagradables de descubrir y que suelen aparecer en edificios viejos.

 

Muchas de estas plagas, como la cucaracha chica germánica o la americana periplaneta, una vez que aparecen solo se pueden eliminar llamando a una empresa especializada, ya que con ningún remedio casero o producto doméstico se pueden llegar a eliminar. Nosotros recomendamos una fumigación anual, como mínimo, para mantener su edificio cuidado y al margen de estos bichos.

 

Solicite nuestros servicios en Almería.

Mitos erróneos sobre las termitas

Es habitual que la primera vez que alguien sufre un ataque de termitas subterráneas no identifique los síntomas y no los relacione. Es muy habitual que el neófito se haga unas afirmaciones muy equivocadas:

 

Son bichos que salen de la humedad. Falso, es cierto que buscan la humedad (tampoco en exceso) pero provienen del subsuelo. Sólo salen una vez al año. Falso, pues si bien es cierto que las reproductoras primarias salen solo en épocas determinadas (primavera), la actividad en la casa continua todo el año.

 

Es falso que las termitas atraviesan el yeso o materiales duros para buscar su comida (la madera) pero no pueden tirar una pared, en cambio existe un riesgo de derrumbe cuando la estructura es de madera.

 

Los bichos no comen madera sino yeso. Falso, las termitas atraviesan el yeso para llegar a la madera o para aprovechar las propiedades del yeso (buena retención de la humedad).

 

Las termitas no se comen el corazón de las vigas. Falso, a menudo se lo comen todo, depende del contenido de celulosa del elemento. Puede haber vigas con un gran porcentaje de celulosa, aunque cierto es que respetan las zonas del lignum (nudos y centro del árbol que no tiene porqué ser el centro de la viga).

 

No comen aglomerado ni DM. Falso, comen cualquier derivado que contenga celulosa, aglomerado (a pesar de sus colas), DM, cartón, papel, algunos tejidos, etc.

Son carcomas. Falso, la carcoma no es un insecto social, por tanto, las termitas tienen mayor capacidad de destrucción.

Había un árbol afectado y se ha arrancado, por tanto, se ha eliminado el termitero. Falso, puesto que se desconoce la ubicación del termitero y la parte no viva del árbol es sólo una fuente de alimento más para la colonia.

 

Sacando los elementos afectados se soluciona el problema. Falso, si bien se elimina el riesgo de derrumbe, la plaga continua en el subsuelo, por tanto, su fuente de alimento pasa a ser la madera funcional de la casa (marcos de puertas y ventanas, parqués, librerías, muebles, cuadros, papeles, etc.).

 

Derribando la casa se soluciona el problema. Falso puesto que las termitas están en el subsuelo y tarde o temprano pueden regresar a la zona.

 

Sólo tengo el problema en un lado de la casa. Si bien puede ser cierto, es necesario una inspección exhaustiva pues es muy común que existan más rastros o actividad oculta en otras zonas de la casa que la propiedad aún no ha detectado.

 

No pueden ser termitas porque estoy en una ciudad. Falso, los ambientes urbanos son tan o más propicios cómo los rurales. Existen patios húmedos, grandes cantidades de madera muerta (barrios enteros de edificios de vigas de madera), construcciones encima de zonas antiguamente pobladas de árboles, y conductos de servicios (agua, cloaca, luz, gas) que pueden facilitar el desplazamiento.

 

Hay rastros pero son antiguos, actualmente no hay termitas, ya que los canales están abandonados. Casi siempre falso, puesto que puede haber un parón temporal pero a menudo simplemente están comiendo por el momento en otra zona o elemento. Una colonia de termitas raramente abandona su presa.

Estoy en un ático, no es posible que sean termitas. Falso, las termitas no tienen problemas en subir hasta lo más alto de un edificio.

 

No pueden ser termitas porque no tengo vigas de madera. Falso, las termitas pueden establecer cómo fuente de alimento un parqué, un marco de madera, un mueble, etc.

 

Me las ha traído el vecino que es un descuidado. Falso, la limpieza no es determinante, incluso el más limpio y ordenado puede sufrir un ataque. En una afectación de termitas no existen culpables sino víctimas. Pero a veces una falta de mantenimiento puede ayudar la actividad.

 

Aquí hace mucho frío para las termitas. Falso, las termitas están adaptadas a nuestro clima y de forma aún más fácil aprovechando la aclimatación de nuestras casas y de la actividad humana.

 

Son hormigas blancas. Falso, el único punto en común con las hormigas es que son insectos sociales, pero las termitas (isópteros) morfológicamente no se parecen en nada a las hormigas (heminópteros).

 

Sacando la humedad las termitas desaparecen. Falso, si bien la humedad es un factor que favorece la progresión de las termitas, no es determinante, puesto que a menudo atacan casas sin humedades significativas, más que las propias de una vivienda.

 

Las termitas están porque la casa es vieja. Falso, las termitas también atacan casas de reciente construcción, es más, a menudo es recomendable realizar tratamientos en preconstrucción.

 

Las termitas comen madera de mala calidad. Falso, las termitas comen todo tipo de madera, aunque es cierto que una madera blanda puede ser comida con mucha más rapidez.

 

Las termitas no atraviesan el hormigón. Falso, muchas veces aprovechan las juntas del hormigón para atravesar muros “infranqueables” pero otras desgranan el material realizando una galería que atraviesa la pared sin problemas.

Alternativas para la eliminación de las termitas:

 

El tratamiento químico clásico:
Es el tratamiento ideal en caso de una rehabilitación. Consiste en inyectar insecticidas protectores de la madera, para eliminar la presencia de los insectos. En vigas, se realizan taladros cada 30 cm al tresbolillo por ambas caras de las vigas y se instalan válvulas de retención de 9,5 mm de diámetro e inyección del producto curativo, en los apoyos la inyección se incrementa ya que es el punto habitualmente más susceptible a ser atacado. Si las vigas están limpias de pinturas y barnices también se pulverizan las superficies. A veces puede ser necesario, desbastar las partes comidas para llegar a la parte sana de la madera. La inyección del producto debe ser a saturación. En los marcos de madera se aplica similar técnica pero con válvulas de menor diámetro, 6,5 mm.

 

En caso de termitas subterráneas puede ser necesario realizar una barrera antitermítica, siempre y cuando, el entorno natural y la disposición de las casas y vecindario lo permitan. Consiste en aislar el edificio de su entorno. Inyectando termiticidas en todos los puntos de contacto con el terreno. Perforando en la junta de los muros (por el interior del edificio o casa) y si es posible el pavimento. En el exterior las perforaciones van en paralelo a las paredes; las perforaciones son cada 30 cm aproximadamente a lo largo de las paredes con brocas de 14 - 16 cm de diámetro y un metro de 400 mm de largo.

 

La eliminación de las colonias de termitas mediante cebos:
Es el tratamiento ideal para casas habitadas, establecimientos sanitarios, educativos y de alimentación, ya que no requiere ningún desalojo y no es excesivamente traumático para el inmueble. Consiste en aprovechar el comportamiento social de las termitas para que en lugar de ser un inconveniente, sea una ventaja. Las termitas, reparten el alimento de forma más o menos equitativa. El alimento llega desde las termitas que comen la madera hasta todo el resto del termitero. El tratamiento consiste en “ofrecer” al termitero una celulosa lo suficientemente apetente para que la plaga concentre sus esfuerzos en alimentar a la colonia con el cebo instalado. Así, se introduce dentro del complejo circuito alimentario, una sustancia de efectos retardados. De manera que las encargadas de alimentar al termitero les dé tiempo a repartir la cantidad necesaria de sustancia que eliminará a la colonia entera.

 

Para que la ingesta que precipite el final de la colonia sea eficaz, es imprescindible una muy buena instalación y seguimiento. La instalación de los cebos se realiza mediante estaciones de interceptación para suelo y mediante estaciones dirigidas.

 

Las primeras son cilindros registrables que se entierran normalmente con madera y se instalan cada 3 – 5 metros en todo el perímetro de la zona a proteger.

Tratamiento de chinches

En nuestra empresa estamos a la vanguardia para tratar el problema de las chinches sin ningún insecticida ni producto químico.

 

Biología: la hembra adulta deposita de 1 a 5 huevos de 1 mm al día de color blanco, hasta un total de 200 en su vida. Alcanzan la madurez a los 21 días a 30ºC y en condiciones normales de alimentación. Viven en torno a 316 días, pero por debajo de 16ºC semi-hibernan durante meses.

 

Hábitos: se esconden en grietas y hendiduras durante el día y salen durante la noche a alimentarse; sólo se alimentan de sangre a lo largo de su vida. Se suelen encontrar alrededor de los botones y costuras de los colchones, el somier, la colcha, los cabeceros e incluso en mesillas y sus elementos cercanos.

 

Contamos con lo último en maquinaria para el tratamiento de chiches. Al contrario que las demás empresas, los tratamientos que utilizamos no agreden al medio ambiente y además no es necesario abandonar el hogar ni dormir fuera de casa porque son tratamientos inocuos para las personas.


Ponemos a su disposición los conocimientos más avanzados y las técnicas más eficientes para asegurarte el control más rápido, discreto y duradero.

¿Tiene cucarachas o termitas? No se preocupe y contacte con nosotros

© 2021 Fumigal Fumigaciones Alcalá Todos los derechos reservados
Producido por BeeDigital